Saltar al contenido

¿Cómo Funciona el LED?

bombillas LED

El uso de un diodo LED en el interior de una bombilla fue mejorado, en 1993, por los japoneses Akasaki, Amano y Nakamura. En 2014 ganaron el premio Nobel de física por su creación. Desde entonces, el uso de bombillas led se ha generalizado. Todos las usamos y nos gusta la luz que dan y su enorme durabilidad, pero… ¿sabes cómo funcionan en realidad y por qué son tan eficientes?

¿Qué es un LED?

Empecemos definiendo en qué consiste este tipo de diodo. Las siglas que le dan nombre son las de la expresión inglesa Light Emitting Diode (diodo que emite luz). Este componente electrónico está diseñado específicamente para que permita pasar la luz hacia una única dirección. Así, se consigue aumentar la luminosidad, alargar la durabilidad de las bombillas y confirmar su enorme adaptabilidad a todo tipo de espacios.

diodos LED

¿Cómo funciona una bombilla LED?

Parte del éxito de este tipo de productos reside en su estructura interna compuesta por:

· Un material semiconductor de electricidad que se monta sobre un chip forrado de un material reflector- normalmente un espejo-. Dependiendo del material usado, así será el color de la luz.

· Un cátodo y un ánodo.

· Un cable conductor que conecta los dos polos.

· Un lente conectado al ánodo (polo positivo) y al cátodo (polo negativo). La polaridad se consigue cuando se enciende la bombilla.

· Un controlador que permite que la bombilla funcione con corriente alterna en lugar de con corriente continua.

Todos estos componentes se reducen a un tamaño mínimo para que puedan introducirse en la bombilla correspondiente.

¿Qué sucede dentro de esta estructura cuando entra la electricidad?

LED

La corriente pasa a través del diodo LED alterando los átomos de los materiales de los que se compone el chip reflector que al tener más energía de la habitual necesitan expulsarla. Al llevar a cabo este proceso se generan electrones- que también forman parte del antedicho chip- que terminan produciendo la luz. Es decir, cuando la energía positiva y la negativa es estimulada por la electricidad, ambas buscan un equilibrio liberando fotones que se miden en lúmenes (unidad de luz).

¿Cómo se consigue el color de la luz que ofrecen estas bombillas?

Fue Albert Einstein el que comentó que algunos materiales tienen propiedades fotoeléctricas. Al aplicarles electricidad, emiten luz de diversos colores como se confirma en los siguientes ejemplos:

· El carburo de silicio genera luz azul.

Bombilla LED color azul

· El fosfuro de galio ofrece una luz verde.

Bombilla LED color verde

· El arsenieuro de fosfuro de galio consigue luz naranja, roja y amarilla.

Bombilla LED color roja

De la combinación de estos colores dependerá la intensidad del blanco resultante o del tono cromático que se desee conseguir. Lo habitual es unir distintos materiales para conseguir el color blanco. Progresivamente, el mercado ofrece más posibilidades y ya es posible escoger tonos más cálidos e incluso colores variados como los arriba descritos.

¿Solo iluminan hacia una dirección?

Si se monta un único diodo LED sí, pero, como es lógico, la industria se ha encargado de ir modificando la estructura de estas bombillas para conseguir incluir varios diodos en una misma bombilla. Dependiendo del tipo de chip LED utilizado, la luz puede alcanzar desde los 360 grados a los 90 permitiéndote escoger la que mejor se amolde a tus necesidades.

¿Son más duraderas las bombillas LED?

La respuesta a esta pregunta seguro que la conoces, pero quizá no sea exactamente la que estás pensando. Si bien la bombilla de filamento ofrece hasta 5000 horas de luz, una LED supera las 100000 horas. Unos 10 años de eficiencia por los 2 años aproximados de los modelos más antiguos. Es importante que tengas claras las siguientes equivalencias:

· Una bombilla incandescente de 25 w tiene los mismos lúmenes que una LED de 5 w

· Una bombilla tradicional de 100 w lo mismo que una LED de 15 w

· Una incandescente de 200 w ofrece la misma intensidad lumínica que una LED de 30 w

Además, las bombillas incandescentes solo convierten en luz un 20 % de la energía eléctrica que reciben, el 80 % restante es calor. Las LED consiguen convertir en luz el 80 % de la energía eléctrica que reciben. Este aspecto confirma que este tipo de bombilla es mucho más seguro que el tradicional.

Te recomendamos que las uses especialmente en aquellas habitaciones en las que pasas más tiempo. La cocina, el baño o el salón pueden beneficiarse del uso de esta tecnología. La mejora propuesta por los japoneses antedichos sobre esta invención- que data de 1927- supone un más que considerable ahorro de energía que se traduce directamente en tu factura mensual.

El futuro de las bombillas LED

Si bien como producto no dejan de seguir creciendo en lo que a ventas se refiere, los fabricantes están ya buscando alternativas para seguir produciendo de manera más acertada y menos costosa. Los objetivos están puestos en la posibilidad de crear diodos a partir de materiales más ecológicos que puedan reciclarse con mayor facilidad. De momento, se ha avanzado en este sentido usando bacterias luminiscentes que pueden ofrecer la misma cantidad de lúmenes y resultar hasta un 20 % más baratas en términos de producción.

bombilla de LED

Es importante que te recordemos que esta tecnología está presente en tu teléfono móvil, en la pantalla de tu televisión, en tu tableta, en tu ordenador y en prácticamente todo tipo de aparato electrónico que tenga algún indicador de su uso. Así, todo parece indicar que en un máximo de 10 años será más llevadera la adquisición de estos artículos gracias a los imparables avances de los investigadores.

Esperamos haberte descubierto algo nuevo sobre el funcionamiento del diodo led y sobre cómo puede ayudarte a iluminar mejor tu hogar o tu negocio. El futuro es más que prometedor por lo que quizá deberías probar a usar este tipo de bombillas. Cuando cambies la primera que pongas es más que probable que tengas la oportunidad de instalar una con bioled. ¿Qué te parece la idea de aprovecharte de los innegables progresos de la electrónica?